El Blog

Calendario

<<   Abril 2006  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Nunca conoceremos el cerebro, quizá ni debamos

Por philosophico - 10 de Abril, 2006, 17:07, Categoría: Problema mente cerebro

http://www.azprensa.com/noticias_ext.php?idreg=7364&AZPRENSA=18787ba746fc4db1887f6e19c5041ae2

Arvid Carlsson, neurocirujano galardonado con el Nobel de Medicina en 2002: “Nunca conoceremos el cerebro, quizá ni debamos”

La opinión del espacialista

id, 8 de mayo (azprensa.com)

Arvid Carlsson lleva 50 años dedicado a la investigación del más misterioso de los órganos, el cerebro. Sus expectativas en cuanto a los avances terapéuticos en Neurología dependen de los casos; lo que sí manifiesta con seguridad es que hay pocas probabilidades de que se llegue a conocer el cerebro en sí. Cada pequeño avance, con todo, puede ponerse al servicio no sólo de los pacientes, sino de todos los ciudadanos.

En el marco del simposio Nexo entre Cerebro y Mente: Retos de la Investigación en Neurociencias, Arvid Carlsson, Nobel de Medicina en 2002, ha valorado los últimos hallazgos en el tratamiento de diversas enfermedades. Entre otras cosas, ha puesto en entredicho la aplicación de la terapia con células madre para pacientes con parkinson, que considera potencialmente útil, “si bien en grupos muy limitados de pacientes”. Carlsson también ha tenido tiempo de reflexionar sobre el conocimiento del cerebro, del cual ha dicho que es, “por definición, el órgano que no llegaremos a entender nunca, no desde el punto de vista biológico”. A este respecto, apunta que quizá el aspecto más importante en cuanto al conocimiento del cerebro sea la comprensión de la lucha entre el cerebro reptiliano y el cerebro evolucionado, que él compara con Mr. Hyde y el doctor Jekyll, respectivamente.
“El desequilibrio en esa lucha, a favor del cerebro reptiliano, puede explicar algunos trastornos, como la esquizofrenia, y ése es un campo en el que tal conocimiento podría ser útil”. De todas formas, recuerda que “conocer el cerebro sería tanto como conocer al ser humano de forma completa, conocer su mente; no vamos a llegar a ese extremo, quizá ni siquiera debamos”.
El tono esperanzado vuelve al discurso de Carlsson cuando, retomando la cuestión de la lucha entre el cerebro primitivo y el evolucionado, pregunta: “¿Cuál de los dos creen ustedes que predomina ahora en el mundo?”
A la pregunta, él mismo responde con una posibilidad: “Se puede aprender del cerebro cómo mejorar nosotros y cómo mejorar el mundo; habría que incluir ese conocimiento en la enseñanza para obtener mejores ciudadanos; mejores que nosotros”.

último:_estabilidad
En 1998, este neurocientífico fundó la empresa Carlsson Research, con sede en Göteborg (en su Suecia natal), a partir de los fondos públicos en forma de becas para investigación. Actualmente, la compañía se financia a base de acuerdos externos, fundamentalmente con empresas farmacéuticas. En Carlsson Research se ha fraguado un nuevo planteamiento que tiene que ver con los desequilibrios en el sistema dopaminérgico. El profesor Carlsson fue quien descubrió que la enfermedad de Parkinson se debe precisamente a la falta de dopamina en determinadas partes del cerebro, pero este enfoque da un paso más.
Según él ha explicado, el nuevo planteamiento es la búsqueda de estabilidad en el sistema, lo cual implicaría también avanzar en el conocimiento y posible tratamiento de trastornos en los que los niveles de dopamina están por encima de lo normal.
En este aspecto, también se declara optimista:_“En la actualidad hay fármacos eficaces para elevar los niveles de dopamina, y las investigaciones en curso permiten pensar que en el futuro será posible emplear otros para conseguir la estabilidad, ahí reside la novedad de este enfoque”, asegura el científico. Según declaró en el simposio, “el tratamiento con estabilizadores de dopamina ha demostrado tener una eficacia mayor en el parkinson y en la esquizofrenia, ya que tienen menos efectos inducidos que los tratamientos actuales sobre el sistema dopaminérgico”. Considera que el futuro de la investigación está en “profundizar en los mecanismos involucrados en la neurodegeneración y regeneración, así como en la función que desempeñan los neurotransmisores como la dopamina y el glutamato en estos procesos”.
El mal de Parkinson es la segunda patología neurodegenerativa en los ancianos. Más de cuatro millones de personas la padecen en todo el mundo, en España hay cerca de 100.000 pacientes.

La opinión del espacialista

id, 8 de mayo (azprensa.com)

Arvid Carlsson lleva 50 años dedicado a la investigación del más misterioso de los órganos, el cerebro. Sus expectativas en cuanto a los avances terapéuticos en Neurología dependen de los casos; lo que sí manifiesta con seguridad es que hay pocas probabilidades de que se llegue a conocer el cerebro en sí. Cada pequeño avance, con todo, puede ponerse al servicio no sólo de los pacientes, sino de todos los ciudadanos.

En el marco del simposio Nexo entre Cerebro y Mente: Retos de la Investigación en Neurociencias, Arvid Carlsson, Nobel de Medicina en 2002, ha valorado los últimos hallazgos en el tratamiento de diversas enfermedades. Entre otras cosas, ha puesto en entredicho la aplicación de la terapia con células madre para pacientes con parkinson, que considera potencialmente útil, “si bien en grupos muy limitados de pacientes”. Carlsson también ha tenido tiempo de reflexionar sobre el conocimiento del cerebro, del cual ha dicho que es, “por definición, el órgano que no llegaremos a entender nunca, no desde el punto de vista biológico”. A este respecto, apunta que quizá el aspecto más importante en cuanto al conocimiento del cerebro sea la comprensión de la lucha entre el cerebro reptiliano y el cerebro evolucionado, que él compara con Mr. Hyde y el doctor Jekyll, respectivamente.
“El desequilibrio en esa lucha, a favor del cerebro reptiliano, puede explicar algunos trastornos, como la esquizofrenia, y ése es un campo en el que tal conocimiento podría ser útil”. De todas formas, recuerda que “conocer el cerebro sería tanto como conocer al ser humano de forma completa, conocer su mente; no vamos a llegar a ese extremo, quizá ni siquiera debamos”.
El tono esperanzado vuelve al discurso de Carlsson cuando, retomando la cuestión de la lucha entre el cerebro primitivo y el evolucionado, pregunta: “¿Cuál de los dos creen ustedes que predomina ahora en el mundo?”
A la pregunta, él mismo responde con una posibilidad: “Se puede aprender del cerebro cómo mejorar nosotros y cómo mejorar el mundo; habría que incluir ese conocimiento en la enseñanza para obtener mejores ciudadanos; mejores que nosotros”.

último:_estabilidad
En 1998, este neurocientífico fundó la empresa Carlsson Research, con sede en Göteborg (en su Suecia natal), a partir de los fondos públicos en forma de becas para investigación. Actualmente, la compañía se financia a base de acuerdos externos, fundamentalmente con empresas farmacéuticas. En Carlsson Research se ha fraguado un nuevo planteamiento que tiene que ver con los desequilibrios en el sistema dopaminérgico. El profesor Carlsson fue quien descubrió que la enfermedad de Parkinson se debe precisamente a la falta de dopamina en determinadas partes del cerebro, pero este enfoque da un paso más.
Según él ha explicado, el nuevo planteamiento es la búsqueda de estabilidad en el sistema, lo cual implicaría también avanzar en el conocimiento y posible tratamiento de trastornos en los que los niveles de dopamina están por encima de lo normal.
En este aspecto, también se declara optimista:_“En la actualidad hay fármacos eficaces para elevar los niveles de dopamina, y las investigaciones en curso permiten pensar que en el futuro será posible emplear otros para conseguir la estabilidad, ahí reside la novedad de este enfoque”, asegura el científico. Según declaró en el simposio, “el tratamiento con estabilizadores de dopamina ha demostrado tener una eficacia mayor en el parkinson y en la esquizofrenia, ya que tienen menos efectos inducidos que los tratamientos actuales sobre el sistema dopaminérgico”. Considera que el futuro de la investigación está en “profundizar en los mecanismos involucrados en la neurodegeneración y regeneración, así como en la función que desempeñan los neurotransmisores como la dopamina y el glutamato en estos procesos”.
El mal de Parkinson es la segunda patología neurodegenerativa en los ancianos. Más de cuatro millones de personas la padecen en todo el mundo, en España hay cerca de 100.000 pacientes.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)